1920 – 1929, formando la identidad aliancista

La década del 20 marcó dos hechos importantes en la historia del club, con los cuales terminó de formar su identidad. Primero, pasó de llamarse Sport Alianza para convertirse definitivamente en Alianza Lima. Hasta el momento no se tiene conocimiento si fue alguien en particular el autor del nombre, pero se intuye que fue elegido por decisión popular, ya que entonces se reconocía el hecho de que todos sus jugadores fuesen capitalinos. Y segundo, apareció el jugador que representó al posterior estilo de juego con el que se caracteriza el club: Alejandro Villanueva. Debutó con camiseta aliancista el 9 de enero de 1927. Villanueva se caracterizó por su buena técnica y a pesar de ello, su gran altura. Se consideraba que no recorría la cancha corriendo sino que la caminaba a trancos largos y la medía con la mirada.

Debido a ello, en 1929 el equipo victoriano se limitó a pasearse los domingos por distintas haciendas y pueblos aledaños a Lima en busca de partidos informales, bajo el sobrenombre de Los Íntimos.

El 11 de junio de 1925, un equipo uruguayo llamado Belgrano llegó al Perú para enfrentarse a un equipo combinado conformado por las escuadras de Alianza y el Sport Progreso. En ese partido formaron jugadores como Eugenio Segalá, José Pavón, Alberto Soria, Filomeno García, Julio Quintana, Domingo García, José María Lavalle, Juan Bulnes, Guillermo Rivero, Alberto Montellanos y Jorge Koochoi Sarmiento. El partido se llevó a cabo en una de las canchas del Circolo Sportivo Italiano, el cual dejó como saldo su primer triunfo internacional para la dupla peruana, con el resultado de 2:1. En 1927 tuvo lugar su primer enfrentamiento con la Federación Universitaria, que posteriormente cambió su nombre a Universitario de Deportes; equipo que con el tiempo se convirtió en su rival por antonomasia en el fútbol peruano.

A mediados y finales de los años 1920, Alianza fue invitado a una gira a Costa Rica, financiada por los clubes Libertad y Herediano. El elenco aliancista llegó a tierra costarricense a finales del diciembre de 1927. El 1 de enero de 1928 se jugó el primer partido contra Herediano en el Estadio Nacional de San José. El encuentro terminó con la victoria del cuadro costarricense por 4:3. El 8 de enero se enfrentó a Libertad, donde en aquella oportunidad ganaron los blanquiazules por 0:2. En el transcurso de la semana, Alianza recibió un homenaje a su llegada a Santo Domingo de Heredia, donde derrotó a un combinado local por 2:3. El 15 de enero, Alianza tuvo la oportunidad de cobrarse la revancha frente a Herediano, ya que los aliancistas golearon por 1:4. Ante el triunfo del equipo blanquiazul, la afición de Costa Rica esperaba una victoria de Libertad, el próximo rival del equipo peruano. El 22 de enero, sin embargo, un gol aliancista convertido por Bulnes otorgaría la victoria a los peruanos por el resultado de 1:2. El 29 de enero, Alianza se trasladó a la provincia de Limón para enfrentarse a un equipo local, y luego, un día después, partieron a México para continuar la gira. Los mejores equipos mexicanos de la época fueron derrotados por Alianza: 1:2 al Atlante, 1:7 al Asturias (campeón mexicano de la temporada 1922-1923), 3:5 al tricampeón vigente América (las águilas ganaron el tetracampeonato al año siguiente), 2:3 al Español y 1:3 en un nuevo partido ante el América.

La Habana, Cuba fue escenario de cuatro partidos, donde empataron dos (1:1 y 2:2 ante Juventud Asturias e Hispanoamérica respectivamente) y perdieron también dos (6:1 en otro partido frente a Juventud Asturias y 4:3 frente al Cataluña). Regresaron a Costa Rica el 12 de abril para enfrentarse por última vez a Libertad y Herediano. Jugaron el partido el 15 de abril y fue una goleada en favor de Alianza (1:4). La caída del campeón nacional de Costa Rica, Herediano, por el abultado resultado de 1:8, ante la crítica de la prensa local y presión de diversos sectores, obligaron a la Federación Costarricense de Fútbol a prohibir partidos y giras internacionales por un año. La gira de cuatro meses y 21 días a Centroamérica, dejó como saldo para los íntimos 10 victorias, 2 empates y 3 derrotas, con Jorge Koochoi como máximo goleador con 14 goles, seguido por Alejandro Villanueva con 10, Lavalle, Bulnes y Montellanos con 5 y Neyra y Rivero con 4. En total hubo 51 goles a favor y 29 en contra.

De regreso al Perú, en 1928, la institución se ubicó en un bloque de la tercera cuadra de la Avenida Manco Cápac en el distrito de La Victoria, de donde nunca más salió y con el cual logró una gran identificación. En la década del 20 el equipo aliancista pudo obtener otro bicampeonato (1927-1928). En el año 1929, Alianza Lima fue castigado a perpetuidad por problemas con la F.P.F., ya que el Vicepresidente de Alianza en ese entonces, Enrique Vergara, le envió una carta informando que los jugadores aliancistas no participarían en la selección debido a que el club se encontraba en «una deplorable situación económica». Ante este hecho, el ente rector decidió suspenderlos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s