Pedro Dellacha

Pedro Rodolfo Dellacha (Lanús, Buenos Aires; 9 de julio de 1926 – Vicente López, Buenos Aires; 31 de julio de 2010) fue un futbolista y entrenador argentino, que se desempeñaba como defensor. Él era el capitán del equipo nacional de Argentina que ganó la Copa América 1957 y se ganó el apodo de «Don Pedro del Área». Como director técnico ganó la Copa Libertadores en dos ocasiones y campeonatos de la liga en cuatro países diferentes.

Dellacha pasó a convertirse en un entrenador de fútbol con éxito, ganó títulos de liga en diferentes países diferentes (Argentina, Uruguay y Colombia (con Millonarios en 1978) y condujo a Independiente a dos campeonatos de Copa Libertadores en 1972 y 1975. A nivel internacional, dirigió en España a Celta de Vigo, en Uruguay a Nacional, en Colombia a Millonarios, en México a Monterrey y Santos Laguna, en Perú a Alianza Lima en 1992 y en Honduras a Marathón.

TRAYECTORIA EN ALIANZA LIMA

La temporada de 1992 tuvo a Alianza Lima envuelto en una crisis de la que no escapó ni un DT ganador como Pedro Dellacha. El argentino fue dos veces campeón de la Copa Libertadores, pero en La Victoria solo duró cuatro partidos, dejando su cargo tras un empate con San Agustín.

La última etapa de Pedro Dellacha como técnico la vivió en el extranjero. En febrero de 1992 llegó a Perú, donde Alianza Lima le asignó la misión de continuar la tarea que cinco meses antes comenzó el yugoslavo Simo Vilic, pero que dejó inconclusa al fallecer en su país. El primer problema que afrontó el argentino fue tener que reducir a cuatro el número de extranjeros en el plantel, pues de la campaña anterior estaban el chileno Parko Quiroz, el brasileño Rosinaldo Lopes y el búlgaro Jordan Petrov; mientras que ese año llegaron los uruguayos Pablo Fuentes, Julio de Souza y Jorge Villazán.

Tras una evaluación que incluyó amistosos ante Nacional, Cruzeiro y Deportivo Cali, además de un choque con Universitario, el nuevo DT solo se quedó con el arquero Fuentes y con Rosinaldo, mientras que Villazán sufrió una fractura en el clásico que lo alejó del equipo. Así fue que comenzó la temporada, debutando de forma oficial el domingo 12 de abril en el estadio Heraclio Tapia, donde empató 0-0 con León de Huánuco.

Una semana después recibió a Sport Boys en Matute, siendo el resultado otro empate sin goles. Luego le tocó visitar en Cajamarca a UTC, que con Roberto Chale como DT ganó 1-0 con gol de Adrián Torres. La crisis se hizo sentir de inmediato en La Victoria, pues la urgencia de buenos resultados se resumió prácticamente en la falta de un goleador. Ese jugador apareció recién en la fecha 4 cuando el 2 de mayo jugaron con San Agustín en el Nacional.

El final para Dellacha fue caótico, pues pese a que Rosinaldo se reencontró con el gol, el resultado fue un 1-1 con el cuadro canario que había abierto la cuenta mediante el argentino Rubén González. Desde las tribunas no cesaron los insultos para el técnico aliancista, quien sin más remedio ante la presión acabó por renunciar durante la semana, dejándole así el cargo a su asistente César Cueto.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s