Alianza Lima y el Tetracampeonato de 1934

Sobre el título de 1934 se ha discutido mucho. Los documentos oficiales, sin embargo, consagran campeón a Alianza Lima. En esos años se disputaban paralelamente dos campeonatos, el de primeros equipos y el de reservas, en el marco de la competencia de Primera División. En ambos torneos se otorgaban tres puntos por triunfo, dos por empate y uno por derrota. Según las bases, cada punto obtenido en el torneo de reservas sumaba un cuarto de punto a los logrados en el de primeros equipos, para obtener así el puntaje total de cada club, que era el válido para definir al campeón de Primera División.

Alianza Lima y Universitario llegaron a enfrentarse en la novena y última jornada de la temporada con los íntimos situados en segundo lugar en ambos certámenes, dos puntos debajo de los cremas en el campeonato de primeros equipos, y uno debajo en el de reservas. Los dos partidos decisivos se jugaron el 18 de noviembre y ambos fueron ganados por Alianza, que venció 2-0 en reservas y 2-1 en primeros equipos a la ‘U’. Nadie discutió en aquel momento el título grone: Alianza empataba en 21 puntos con Universitario en el certamen de primeros equipos y le aventajaba por 23 contra 22 en el de reservas, con lo que ganaba el campeonato de Primera División por un cuarto de punto de diferencia (26 3/4 contra 26 2/4 de los cremas) en la tabla acumulada.

Tres meses después, la Liga de Lima aceptó una solicitud de Universitario para definir el título de primeros equipos, que había quedado empatado. Luego de una postergación, se fijó el 19 de mayo de 1935 como fecha límite para la definición. Sin embargo, ambos equipos se encontraban de gira, por lo que no se jugó el encuentro. La Liga decidió declarar desierto el título de primeros equipos de 1934, lo cual no revestía mayor importancia por tratarse de un galardón secundario al lado del título absoluto de Primera División. Ratificó ello en su boletín No. 169 del 18 de junio de 1935, que resuelve a la letra lo siguiente:

1) Proclamar campeón de Primera División y de la Liga al club Alianza Lima, que ha obtenido el primer puesto en la clasificación general de clubs de esta categoría.

2) Declarar desierto el campeonato de primeros equipos de Primera División, empatado entre los clubs Alianza Lima y Universitario de Deportes y que las referidas instituciones se negaron a desempatar en fecha oportuna.

3) Proclamar campeón de equipos de reserva de Primera División al club Alianza Lima, que obtuvo la primera clasificación en el campeonato respectivo.

Nueve días después, sin embargo, la Federación Peruana de Fútbol, ente superior a la Liga, emitió el siguiente boletín (No. 655):
“Atendiendo a la petición del club Alianza Lima y a la conformidad del club Universitario de Deportes, se ha determinado el 7 de julio próximo como la fecha en que los mencionados clubs deberán definir el campeonato de primeros equipos de Primera División de la Liga Provincial de Football de Lima correspondiente al año 1934″. Queda claro que la FPF ordenó definir de todas maneras el título de primeros equipos por solicitud de Alianza y no de la ‘U’, lo que comprueba que en ningún momento se puso en tela de juicio el título absoluto de Primera División, ya adjudicado al cuadro grone.

El partido se disputó en la fecha señalada y ganó la ‘U’ 2-1. Posteriormente, el 26 de julio, la Liga clausuró sus funciones correspondientes a 1934 y emitió el boletín No. 174, que señala en su acápite decimotercero: ”Vistos los resultados del partido jugado el domingo 7 de julio en el Estadio Nacional, el Comité de la Liga resolvió reconocer como campeón de primeros equipos de Primera División de 1934 al equipo correspondiente del club Universitario de Deportes”.

Lo expuesto demuestra la legitimidad del título de Primera División obtenido por Alianza Lima. No se trata siquiera de que se le haya despojado de él, sencillamente nunca lo perdió. Que Universitario haya campeonado finalmente en primeros equipos no tenía por qué alterar los puntajes acumulados a lo largo de las nueve fechas de la temporada, pues el resultado de un partido extra jamás se agrega a una tabla de posiciones. La confusión nació, seguramente, a partir de los comentarios periodísticos posteriores al encuentro del 7 de julio de 1935, en muchos de los cuales se hablaba “del título de 1934″ a secas. Pero la verdad es una sola: Alianza Lima fue el campeón de la Primera División de 1934 y es el único tetracampeón de nuestro fútbol.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s